El Valor de la Copa de Europa

Editado por · el 5 junio, 2017

847031_w2

En estos días se habla mucho de las cantidades que recibiría cada equipo por ganar la Copa de Europa, o, incluso las primas de los jugadores por ganar. Pero, hay veces que no nos hemos planteado cuánto puede valer ese tan ansiado trofeo que quieren levantar los jugadores y tener en sus vitrinas los presidentes para poder presumir de sus logros.

Así pues, ¿quién no ha soñado alguna vez con ganar una copa? En el mundo del fútbol, los trofeos que se entregan además de su valor simbólico son verdaderas joyas, hechos en metales preciosos, con bases en maderas finas o mármol.

Sin duda alguna el trofeo más deseado y codiciado para cualquier jugador es el de la Copa del Mundo de la FIFA, está hecho con cinco kilos de oro puro (pesa en total un poco más de seis kilos), y tiene una altura de 36 centímetros. Esta versión del trofeo se estrenó para el Mundial de Alemania en 1974, y si se fundiera la copa, solo su oro valdría más de 156.000 euros. Sin embargo, su valor comercial sería mucho más alto, contando la historia que arrastra. Ya que en 1997, cuando la FIFA subastó la réplica de la copa Jules Rimet (el trofeo anterior al que se tiene actualmente), su precio fue de 254.500 libras esterlinas (unos 315.000 euros aproximadamente).

El que es tal vez el segundo trofeo más codiciado, que recientemente ha conquistado por 10ª vez el Real Madrid CF, es el de la UEFA Champions League. La ‘orejona’, como se le conoce, está hecha en plata, mide 73,5 cm y pesa 8,5 kg. El valor solo del metal que lo compone, sería de casi 4.500 euros. No obstante, por todo el simbolismo que ofrece dicho trofeo, su valor de mercado puede oscilar los 10.000 euros.

 

“Puede que no sea una obra de arte, pero todo el mundo del fútbol está deseando poner sus manos sobre ella”, comentó el creador del Trofeo de la UEFA Champions League, Jürg Stadelmann.

Paradójicamente, aunque no es tan codiciado, el trofeo de la UEFA Europa League, el segundo torneo de clubes más importante del viejo continente, es mucho más caro, por ser más pesado. Los 65 centímetros de la copa de plata pesan 15 kilos, lo que eleva el valor del metal que compone el trofeo hasta los 7.700 euros.