El modelo Howard-Sheth: Así definen los clubes profesionales sus prioridades de inversión en futbolistas

Editado por · el 10 mayo, 2017

El modelo Howard-Sheth fue creado en 1969 por John Howard y Jagdish Sheth, dos profesores que publicaron un artículo que revolucionó la ciencia del comportamiento del consumidor. Ahora bien, dicho método debe cumplir unas fases fijas que son las que acaban definiendo en su plenitud el proceso por el que una persona, tras recibir estímulos, acaba realizando una compra. En FutbolFinanzas vamos a explicar como nace el interés de un club en un futbolista a través de este modelo, si quieres apostar por nuevos fichajes o jugar al casino Wild Jack Casino online es una buena opción.

Neymar / Agencias

Neymar / Agencias

En primer lugar, atenderemos a la llamada entrada de información. En esta ocasión, un club recibe unas informaciones oportunas acerca del rendimiento de un jugador. Dicha información puede ser recopilada por ojeadores, prensa o por miembros de la propia directiva, quienes tras ver al jugador en directo han quedado prendados de su juego. Estos son los que dotarán de información al consumidor para que la compra pueda llevarse a cabo tarde o temprano. El club de fútbol, en este momento, únicamente ha atendido a dicho estímulo y a las posibilidades que éste puede despertar a la hora de mejorar su plantilla. Por necesidad o hechos pueden considerar a ese jugador como potencialmente válido para su club, pero como decimos, hasta el momento el club únicamente tiene datos sobre la mesa.

Una vez completado dicho punto, es hora de pasar un “filtro”, ya que todos los jugadores que pueden interesar a los clubes no son fichados finalmente. Aquí usaremos los llamados constructos preceptuales. Éstos tienen una función muy simple a la vez que esencial. Se encargarán de filtrar la información obtenida, recogiendo únicamente la que se considera 100% válida para un club en cuestión. Por ejemplo, no es lo mismo querer fichar a Kylian Mbappé que a Cristiano Ronaldo. Cada jugador tiene unas características tanto deportivas como extradeportivas que acaban decidiendo la compra. En estos filtros, muchas veces aparece la opinión del entrenador, ya que se intenta que el club reciba los estímulos únicamente que puedan interesarle. Se descarta toda aquella información que pueda crear dudas al club.

Ahora hablaremos de los constructos de aprendizaje, los cuales se clasifican en la motivación, la comprensión de la marca, la confianza y la actitud.

  • LA MOTIVACIÓN: La crean especialmente los estímulos que ha recibido el club en los pasos previos, así como la propia posición de la afición durante el proceso de gestión del fichaje. Aquí podemos hablar de motivación positiva o motivación negativa. Por norma general, la gestión del fichaje tenderá a una motivación positiva, ya que cada paso acerca más al jugador. Sin embargo, en fichajes como el fallido de De Gea por el Real Madrid, se pudo observar una motivación negativa, la cual tensa directamente la contratación, al atender que su fichaje llega a un punto en el que no es beneficioso ni para el club, ni su imagen.
  • COMPRENSIÓN DEL JUGADOR: Tal y como ocurre con las marcas, los jugadores no dejan de ser prototipos cotizados dentro del mercado. Los ingresos que generan son un extra para cualquier club. Es como hemos comentado previamente. No es lo mismo fichar a un futbolista de renombre, del que sabes que obtendrás un beneficio económico inmediato, que una joven promesa, que no deja de ser una incógnita. Es por ello, que cuanto más renombre tenga el jugador, más posibilidades hay de que un club de primer nivel pueda acometer su contratación. Afecta directamente a la motivación de compra. 
  • CONFIANZA: Aquí afectan directamente varios factores. Principalmente, la posición del jugador a la hora de confirmar a su club que quiere marcharse, o el hecho de saber con que directivos negociaras. No es lo mismo enfrentarse a Levy que hacerlo con otros directivos más propensos a vender a sus estrellas. Asimismo, la confianza dependerá totalmente de los dos factores mencionados, ya que el factor de comprensión amplia la motivación, y por ello puede dar confianza al club, tal y como se pudo apreciar en fichaje complicados como el de Pogba o Gareth Bale. 
  • ACTITUD: Será la acción derivada de la confianza que hayamos generado en el consumidor. Si hemos generado una gran confianza en el comprador, la actitud a la hora de comprar será positiva, de lo contrario, la compra quedará estancada, o mejor dicho, cancelada.

La acción de compra compondrá de esta forma el final del modelo de Howard-Sheth, definiendo las variantes positivas del mismo, y prestándose a un posterior análisis que mejore las métodos del club a la hora de acometer un fichaje y recuerda Wild Jack online casino para tus apuestas.

Translate »
Leer entrada anterior
La innovación de Konami que permitirá que el PES acabe con el reinado del FIFA

La empresa Konami Digital Entertainment B.V finalmente se ha decidido a lanzar el prestigioso simulador de fútbol PRO EVOLUTION SOCCER...

Cerrar