La UE apunta a clubes de fútbol en nueva ley contra el blanqueo de capitales

En una jugada maestra para combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, el Consejo y el Parlamento Europeo han llegado a un acuerdo que coloca a los clubes y agentes de fútbol en el centro de la nueva directiva europea. Este movimiento legislativo, sin precedentes, busca obligar a estas entidades deportivas a informar sobre cualquier transacción sospechosa, marcando un hito en la regulación del sector.

Los clubes de fútbol bajo la lupa de la nueva legislación europea

La ley que actualmente desarrolla la Unión Europea tiene como objetivo proporcionar acceso a información sobre los beneficiarios reales de las transacciones financieras. Esto amplía notablemente los poderes de las Unidades de Inteligencia Financiera (UIF), permitiéndoles analizar y detectar casos de lavado de dinero y financiación del terrorismo, y, en casos críticos, suspender transacciones sospechosas.

Cooperación y supervisión: el papel clave de las unidades de inteligencia financiera

Además, las UIF jugarán un papel crucial en este nuevo panorama. Se espera que estas unidades no solo compartan información entre sí, sino también con las autoridades competentes. Además, cooperarán estrechamente con la recientemente creada Autoridad de Lucha contra el Blanqueo de Capitales (Amla). Este nivel de colaboración es vital para el éxito de la nueva normativa y demuestra el compromiso europeo en erradicar el delito financiero.

La inclusión de criptoactivos y artículos de lujo en la directiva

Inclusive, el acuerdo también amplía el espectro de entidades obligadas a informar sobre movimientos sospechosos. No solo los clubes y agentes de fútbol están incluidos, sino también sectores como los criptoactivos y artículos de lujo como joyas, relojes, coches, aviones, yates y obras de arte. Este enfoque integral es un claro indicativo de la seriedad con la que la UE aborda el blanqueo de capitales y actividades relacionadas.

Evaluación de riesgos: una tarea diferenciada para cada estado miembro

Aunque el sector del fútbol profesional es reconocido como de “riesgo elevado”, la UE ha dejado en manos de cada Estado miembro la tarea de evaluar y decidir si un club o agente en particular debería ser excluido de la lista, basándose en su nivel de riesgo. Este grado de riesgo se medirá según factores como el historial de comportamientos y características como el tamaño y volumen de negocio.

clubes blanqueo capitales
La Unión Europea ha puesto su mirada en los clubes y agentes de fútbol.

Un periodo de transición más largo para el fútbol profesional

Sin embargo, en un gesto de consideración hacia la singularidad del sector, las normas específicas para el fútbol profesional entrarán en vigor tras un periodo de transición más extenso. Este periodo iniciará cinco años después de la entrada en vigor de la directiva, proporcionando un margen de adaptación más amplio en comparación con otros sectores.

Un futuro más transparente para el fútbol y la financiación

Sin duda, este acuerdo representa un paso audaz y necesario hacia una mayor transparencia en el sector financiero y deportivo. La inclusión de los clubes de fútbol en esta directiva no solo subraya la importancia del deporte en la economía global, sino también la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, marcando un nuevo estándar en la regulación financiera y deportiva.

aparcamientos del Bernabéu