La UEFA necesita 40.000 árbitros

El fútbol, conocido como el deporte rey, ha sido testigo de innumerables cambios y evoluciones a lo largo de los años. Sin embargo, en medio de la pasión y el fervor que despierta, emerge una crisis silente pero alarmante: la disminución constante de árbitros federados. La UEFA, consciente de esta situación, ha decidido tomar cartas en el asunto.

“Be a referee”: Una Campaña con Propósito

La UEFA ha lanzado una campaña denominada “Be a referee” (Sé un árbitro), con la que busca no solo captar la atención del público, sino también inspirar a jóvenes y exjugadores a considerar el arbitraje como una profesión viable y apasionante. Esta iniciativa surge como respuesta a una necesidad palpable: la falta de colegiados en el continente europeo.

Las Cifras no Mienten

Roberto Rosetti, encargado del arbitraje en la UEFA, ha sido claro y contundente al exponer la situación actual. Según sus palabras, “Hay 276.954 árbitros en Europa. Hacen falta 40.424 más”. Estas cifras, más allá de reflejar una realidad europea, resaltan un problema global que podría comprometer la calidad del arbitraje en competencias futuras.

El Desafío de Ser Árbitro

Ser árbitro no es tarea fácil. Más allá de las decisiones en el campo, los colegiados enfrentan situaciones de menosprecio, abuso y, en ocasiones, violencia. Rosetti señala que “Cada año un 15% de los árbitros denuncia situaciones de abuso y violencia”. Esta realidad, sumada a otros factores, ha llevado a muchos a abandonar la profesión o a no considerarla como una opción.

El testimonio personal de Rosetti es un reflejo de esta preocupación. Su sobrino, un joven árbitro de 16 años, enfrenta los desafíos y temores que esta profesión conlleva. La seguridad y el respeto hacia los árbitros deben ser prioridad.

Buscando Soluciones

La UEFA no solo busca hacer visible el problema, sino también proponer soluciones. Rosetti sugiere que las asociaciones se acerquen a exjugadores, quienes ya cuentan con un profundo conocimiento del juego, y los inviten a considerar el arbitraje como una nueva etapa en su carrera. Además, propone identificar candidatos potenciales en entornos educativos, como escuelas o universidades.

La formación en línea y una comunicación clara son esenciales para atraer y formar a nuevos árbitros. La campaña de la UEFA busca canalizar el interés generado hacia las federaciones nacionales, facilitando así el proceso de incorporación.

marciniak champions league arbitro
Marciniak árbitro de la Champions League investigado por la UEFA tras acudir a un acto de ultraderecha

Un Vistazo a la Campaña

El vídeo promocional de la campaña presenta a reconocidos árbitros como Stéphanie Frappart y Michael Oliver. A través de una combinación de imágenes reales y simulaciones de videojuego, se muestra la realidad, desafíos y emociones que vive un árbitro en cada partido. Es una invitación a entender, respetar y, sobre todo, enamorarse del arbitraje.

Conclusión

El fútbol es pasión, emoción y, sobre todo, respeto. La UEFA, con su campaña “Be a referee”, busca no solo cubrir una necesidad inminente, sino también cambiar la percepción y valoración hacia los árbitros. Es una llamada a la acción, a la solidaridad y al amor por el deporte. Es el momento de respaldar, apoyar y, por qué no, considerar el arbitraje como una profesión llena de retos y recompensas.

FC Barcelona SA