Los estadios inservibles de @elMundial de Brasil 2014

brasil-santo-estadio-futbol

Estando ya en el año mundialista, las cosas buenas y malas en torno al torneo que empezará en junio se hacen presentes. Más críticas que elogios son lo que han tenido a Brasil en la mira de la prensa y la crítica. En este caso, los ya mencionados estadios que se utilizaran para el Mundial han sido una ansiosa forma de poco negocio.

Los 12 estadios, construidos y renovados, presentan tecnología y una arquitectura impresionante; algunos de ellos cuentan con villas, centros comerciales, hoteles, restaurantes y demás lujos que pueden facilitar la estancia local durante el mundial pero que después, el turismo sería el único interés de visita y eso, bajo pocas circunstancias.

En esta ocasión, 4 de los 12 estadios sólo serán usados durante el torneo; los estadios de las sedes de Manaos, Brasilia, Cuiabá y Natal han tenido y tienen poca vida, y la preocupación radica en encontrarle una actividad rentable después del Mundial a dichosos “monumentos deportivos”.  Dentro de las principales ideas es celebrar conciertos de música, impulsar otros deportes e importar equipos de otras ciudades.

El estadio Mané Garrincha de Brasilia, tiene capacidad para 72.000 espectadores, es el más caro de todos con un valor de 609,947,008 dólares. La idea sería alquilarselo a equipos grandes de Río de Janeiro o Flamengo.

El Arena Amazonas, de Manaos, pasa por una situación más complicada. Su lejanía de Río de Janeiro y São Paulo, complica ofrecer la misma alternativa que con el de Brasilia. Los equipos de fútbol de la ciudad no tienen un gran promedio de asistencia por lo que tampoco se ve factible la localía.

El arena Pantanal, de Cuiabá, cuenta con un equipo local, el Luverdense, pero tampoco cuenta con un gran promedio de asistencia y la única esperanza es que se llene cuando se mida ante Vasco da Gama. Otra oportunidad sería el fútbol americano pues cuentan con un equipo local y eso podría generar algunos ingresos.

Finalmente, el Estadio das Dunas, de la ciudad de Natal, el que menos preocupado está. Cuenta con dos equipos en la Serie B, pero la idea es rentarle el estadio a equipos de Europa en épocas de invierno, aunque aún resta ver si esa opción es rentable.

Entonces, teniendo todo esto en consideración, los reclamos sociales que se han manejado tienen un valor agregado al no existir alguna lógica del futuro de dichos estadios. Faltan meses para el Mundial y veremos entonces cuál es la idea para solucionar la situación actual de estos 4 grandes colosos.

Por @Edu_Aveiro

 

Leer entrada anterior
3. Manchester United (Inglaterra), fútbol, u$s2.800 millones

Cerrar