Aumenta la deuda bruta de los clubes de la Liga

LFP
Sede de la LFP / Agencias

Al contrario de lo que podía parecernos, la deuda en el fútbol español ha cambiado la dirección que venía siguiendo los últimos años. Tras seis años de aparente descenso en la deuda bruta del total de los equipos que conforman la Primera y Segunda División de nuestro fútbol, el CSD ha proyectado en su último informe un aumento de prácticamente 60 millones de euros. Una cantidad que es, aún si cabe, superior a la resultante en la campaña 2012/2013, de ahí la gravedad de la situación. 

Ciertamente, estos datos adquiridos con respecto a la temporada 2015/16, ya que la actual aún no ha cerrado su ciclo económico, pueden ser muy superiores a los que se den el próximo año gracias al nuevo reparto televisivo que permitirá a los clubes reducir su deuda bruta. Aún así, resulta no menos que extraño que a la vez que se asegura una mejora en la economía global de España, la salud económica de nuestro fútbol se haya vuelto a “resfriar”.

Debemos pensar qué cosas se están haciendo mal. Un equipo debe endeudarse, siempre y cuando se vea en la obligación, con respecto a la fuente de ingresos que tendrá. Si nos situamos en la vida cotidiana, no podemos entender que nos vayamos a comprar un coche, una casa y hagamos un viaje a Nueva York si ni siquiera tenemos trabajo. Ahí es donde se sitúa el gran problema de nuestro fútbol y a continuación lo vamos a explicar con más detalle.

Clubes como el RCD Espanyol o el Real Zaragoza tienen una deuda bruta muy superior a sus ingresos. En el caso del club perico, ésta se sitúa entorno a los 191 millones de euros, siendo la quinta deuda más alta de nuestro fútbol por detrás de Real Madrid, Barcelona, Atlético y Valencia. A priori, podríamos entender este volumen de deuda siempre y cuando los ingresos correspondiesen a una cantidad, más o menos, cercana. Por contra, la deuda es cuatro veces mayor a los ingresos que genera el club catalán en la temporada 2014/15. ¿Problema?

Sin embargo, más preocupante es la situación del Real Zaragoza, club que milita en la Liga Adelante. El club maño es el equipo con el ratio de endeudamiento bruto más alto de toda la Primera y Segunda División. Este ratio se encuentra en 9,51, una cantidad más que considerable, aunque pequeña teniendo en cuenta que el Zaragoza es el séptimo conjunto con mayor deuda bruta de la Liga. Aquí es donde nos preguntamos, ¿dónde está el límite?

La necesidad de alcanzar cuanto antes objetivos demasiado alejados, o verse en inferioridad con respecto a rivales directos pueden ser dos claros motivos que nos llevan a los clubes a alcanzar estas cotas de endeudamiento. A la larga, observamos los numerosos problemas tanto económico, y por consecuencia deportivos, que acarrean este tipo de comportamientos económicos.

Leer entrada anterior
La crisis obliga al Valencia CF a rebajar el precio de su camiseta

@MCampanilla- El año pasado, con la clasificación del Valencia para la Champions, el club tenía unas pretensiones muy altas para...

Cerrar