El Athletic podrá instalar en San Mamés pantallas para la final de Copa

La reciente sentencia del Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla es un hito. En este caso, se ha desestimado la demanda de Mediaset España contra el Real Betis por la transmisión de la final de la Copa del Rey en una pantalla gigante dentro del estadio Benito Villamarín. La acusación inicial se centró en la supuesta infracción de derechos audiovisuales y de propiedad intelectual, tema delicado y de gran importancia en la era digital.

Una batalla legal centrada en derechos y autorizaciones

El meollo del asunto residía en si el Betis había cometido una infracción al proyectar la final de la Copa del Rey sin la autorización explícita de Mediaset, demandante en este caso. La defensa del Betis sostuvo que contaban con la aprobación necesaria y que la actividad no tenía fines lucrativos, lo que añade un matiz significativo al debate sobre los derechos de transmisión.

La perspectiva del tribunal: una mirada más allá del lucro

Por su parte, el tribunal valoró diversos aspectos para emitir su veredicto. Resaltó que la instalación de la pantalla no tuvo como fin el lucro directo, dado que los ingresos por la entrada, simbólicos, fueron destinados a fines benéficos. Este argumento desplaza la discusión de la esfera comercial pura a una más social y ética.

El criterio sobre el espacio público y privado

Una de las claves de la sentencia fue la definición de espacio público versus privado. El tribunal argumentó que la transmisión se realizó dentro de una propiedad del Betis, distanciándose de los espacios comunes como plazas o parques. Este punto es crucial porque redefine el marco dentro del cual se pueden ejercer ciertos derechos y libertades.

La condición de productor audiovisual y los derechos contractuales

La sentencia también abordó la relación contractual entre Mediaset y la Real Federación Española de Fútbol, destacando que Mediaset no podía considerarse como productor audiovisual en este contexto específico. Este aspecto subraya la importancia de los términos contractuales y su interpretación en disputas de derechos audiovisuales.

El resultado final: la absolución del Betis

El Real Betis salió absuelto de todas las acusaciones, marcando un precedente importante en cómo se abordan los derechos de transmisión y las actividades benéficas en el contexto deportivo. Además, la imposición de las costas a la parte demandante añade un elemento disuasorio frente a futuras demandas de naturaleza similar.

pantalla final Copa
El Athletic Club de Bilbao, que ahora podrá contemplar la instalación de pantallas en San Mamés para la final de Copa con mayor seguridad jurídica.

Implicaciones futuras y el panorama deportivo


En definitiva, la resolución del Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla no solo representa una victoria legal para el Real Betis, sino que también establece un precedente significativo para otros clubes, como el Athletic Club de Bilbao, que ahora podrá contemplar la instalación de pantalla en San Mamés, para la final de Copa con mayor seguridad jurídica. Este fallo subraya la importancia de una interpretación equilibrada de los derechos audiovisuales en contextos específicos, al tiempo que respeta las iniciativas sociales y benéficas asociadas a los eventos deportivos.

Este acontecimiento no solo refuerza la posición de los clubes en la gestión de sus propios espacios y eventos, sino que también proporciona una guía clara sobre cómo pueden coexistir los intereses comerciales y el bienestar comunitario en el futuro del deporte.

Leganés Revel