El Celtic de Glasgow y las ayudas de Estado

Hace algunas semanas fue noticia la investigación que la Comisión Europea está realizando por posibles ayudas de Estado al fútbol español, tanto por la situación irregular creada con la convivencia en la misma liga de entidades con regímenes fiscales distintos (SAD y cuatro que no lo son) como por las posibles ayudas públicas derivadas de la concesión de avales a Elche, Hércules y Valencia. Pero la realidad es que la complejidad en este sentido es máxima ya que cada liga tiene sus particularidades que hace que la línea sea tan delgada que en ocasiones resulte complejo discernir qué puede serlo y qué no ¿Acaso las ventajas fiscales del Mónaco todos estos años no influyen en la competencia con los demás equipos de la Ligue 1? ¿Cómo se ha financiado la construcción de los estadios de muchos equipos de la Eredivisie? ¿No es verdad que en cada cantón suizo la tributación es distinta por lo que la fiscalidad de los diferentes equipos no es similar? En este sentido, se define la regla de minimis como la permisión de ciertas ayudas que no pueden catalograse como infracción según el Tratado de la Unión Europea. Como se pueden imaginar, la decisión de si una ayuda está dentro de la regla de minimis o se excede por lo que debe ser sancionable, es difícil de discernir por la compleja y prolija casuística potencial.

El problema como vemos no es exclusivo del fútbol español, sino que la cuestión de ayudas ilegales de Estado es extrapolable a muchos países. El fútbol holandés también está siendo mirado con lupa por Bruselas por las presuntas “facilidades” que tuvieron en distintas operaciones inmobiliarias que realizaron. Con un expediente abierto en fase avanzada están PSV Eindhoven, NEC Nimega, Willem II, Den Bosch y Maastricht.

El último de los equipos que está siendo revisado es el Celtic de Glasgow, ya que la Comisión ha recibido una serie de denuncias en las que se pone de manifiesto una posible infracción derivada de la adquisición de los terrenos donde instalar su Ciudad Deportiva por un precio manifiestamente inferior al de mercado. Ante los insistentes rumores, la Comisión Europea ha manifestado que, efectivamente, está recopilando información sobre el particular, pero que no ha iniciado una investigación formal. Si finalmente el proceso avanza y concluye con la culpabilidad del equipo escocés por la financiación irregular en la compra de terrenos de Lennoxtown, el Celtic de Glasgow se enfrentará a una durísima sanción.

Si quieren profundizar sobre el caso concreto, aquí tienen la historia completa

Leer entrada anterior
Cristiano Ronaldo lanza su revista personalizada

El afamado mejor jugador del mundo es sin duda una de las personalidades del fútbol que está muy de cerca...

Cerrar