El daño comercial de la eliminación de Selección Española

85e41830362cdc2ff91b8e5e2c58f46e_XL

A la sorprendente y decepcionante eliminación de la Selección Española del Mundial de Brasil, se suma ahora el malestar creado entre sus principales patrocinadores, pendientes única y exclusivamente de salvar su balance económico.

Las empresas que han asociado su imagen a la de los campeones del mundo, o las que han hecho campañas publicitarias centradas en el Mundial, también se ven perjudicadas de manera ostensible. El Mundial deja de existir en España a nivel comercial y cuanto más se haya apostado por la Selección o por un posible éxito a través de promociones, peores resultados obtendrán, como ocurre con Mediaset y GolTV.

A continuación os voy a ir mostrando las distintas variables que se van a ver afectadas tras la eliminación de la Selección.

1. Ingresos por partidos.

La debacle de la Selección Española no solo tiene reflejo en lo deportivo, ya que la máquina económica en la que se había convertido la campeona del mundo se verá afectada, y mucho, tanto a nivel Federación, por la disminución de los ingresos publicitarios y de derechos de imagen, así como por la rebaja del caché de los partidos amistosos. Los dos millones que hasta ahora valían España, han pasado a mejor vida. Incluso, las empresas que han asociado su imagen a la de la Selección, también se verán dañadas por el fallo deportivo que han tenido los hombres de Del Bosque.

2. Ingresos por patrocinios.

Otra fuente de ingresos es la publicidad de la Selección y las marcas que se asociación a la misma. A día de hoy la RFEF ingresa en concepto de patrocinios cerca de 70 millones de euros anuales, destacando los provenientes de grandes empresas como Iberdrola, Cruzcampo, Movistar o Adidas, así como otras entidades colaboradoras, que contaban con recuperar su inversión publicitaria rentabilizando el supuesto éxito que iba a conseguir la selección española.

Cruzcampo, Iberdrola, Pelayo, Movistar, Gillete, Cepsa o Nissan han efectuado campañas publicitarias con los jugadores o incluso envases, como es el caso de la empresa cervecera con la cara de los internacionales, algo que ahora mismo no facilita la venta de producto alguno. Igual que en los últimos seis años el estar cerca de la Selección significaba un éxito comercial, ahora mismo puede llegar a convertirse en un problema.

Se dice que quien no arriesga no gana; pero, como en todas las inversiones, asumieron un determinado riesgo (que era la prematura eliminación) que ahora deberán afrontar con sus correspondientes consecuencias comerciales.

La situación se complica ya que parece que las empresas implicadas quieren renegociar a la baja sus contratos con la RFEF o, como mal menor, ampliarlos pero con una sustancial rebaja de las tarifas. Esta situación es bastante lógica, ya que el caché de la Selección va a disminuir (sin olvidar que aún es bicampeona de Europa). No obstante, la Federación deberá lidiar con maestría esta situación, ya que dada la situación económica, no interesa para nada enfrentarse ni perder ingresos por patrocinio tras el desastre deportivo.

3. Primas por objetivos conseguidos.

Hay otro factor añadido en este paso atrás de la selección; y es que los internacionales españoles tan solo ingresarán las dietas que establecieron con la Federación, en las que está incluida la porción del pastel publicitario del que también participan los jugadores. Los 720.000 euros que tenían como recompensa por el título son historia por completo. Las dos derrotas y la ausencia en la fase decisiva del torneo, deja a los jugadores sin premio alguno. El éxito deportivo llevaba consigo un importante reconocimiento económico, que ha volado como la ilusión de los seguidores del equipo español. No obstante, como ya os informamos en días pasados, los jugadores cobrarán 30.000 euros de prima por el simple hecho de haber participado en la cita mundialista.

4. Repartos millonarios que la FIFA otorga a los campeones.

La Federación llevaba seis años acostumbrada a recibir importantes ingresos que siempre llevan consigo los triunfos en las grandes citas. FIFA reparte 500 millones de euros, incluidos los 80 millones que reparte para seguro de lesiones a los equipos que ceden sus jugadores, a las selecciones que participan en el Mundial. Los 30 millones de euros que se llevará el ganador (27 en Sudáfrica) se quedan muy lejos de los 5 millones que se llevará España por su participación y su eliminación en primera ronda, a lo que hay que sumar el millón que destina a cada equipo para cubrir lo que es la preparación y estancia en Brasil. La lógica ausencia de premios, alivia un tanto el bajón de ingresos, pero respecto a las últimas grandes citas, el déficit de la Federación, o mejor dicho lo que deja de ingresar, rondará los cinco millones de euros.

5. Adidas.

Las marcas más perjudicadas por esta eliminación serán, obviamente, las compañías que están más próximas a los internacionales españoles. Adidas es la que más apuesta por España. Lo lleva haciendo desde hace dos décadas y el contrato actual coloca a la Roja como la selección estrella de la marca alemana por detrás del equipo germano. Y es que España vende más fuera de nuestras fronteras y eso hará que el fracaso no afecte tanto. En el mercado nacional sí que se resentirá en las ventas, en especial a la hora de hacer las reposiciones de equipaciones que siempre lleva consigo un éxito deportivo.

6. Derechos de Televisión.

Otros damnificados en este acontecimiento son las televisiones con derechos. Mediaset reducirá su programación dedicada al Mundial, así como la presencia de los enviados especiales en Brasil. Algo parecido ocurre con GolTV aunque en su caso todo estaba supeditado a la transmisión de los partidos, con independencia de lo que hiciera España.

Mediaset compró los derechos del Mundial de Fútbol de Brasil por unos 35 millones de euros (según nos informa Vaya Tele), dándole la opción de emitir todos los partidos de la selección española, el partido inaugural, una semifinal y la final y 25 partidos importantes de cualquier fase del campeonato. Con la eliminación de la selección española la compra de derechos queda descafeinada hasta unos límites que no se esperaban en Mediaset.

En los partidos de la Selección había anunciantes exclusivos, que solo emitían su anuncio en el partido de “La Roja”. ¿Y ahora qué pasa con esos anuncios? ¿En qué situación se queda Mediaset? Está en un momento bastante comprometido, ya que los partidos que quedan por emitir (sin contar el partido contra Australia) sólo interesan a los futboleros, algo que desencadenará en bajada de audiencia y huida lógica de anunciantes.

Mediaset tiene ahora un problema dicotómico que no sabe cómo resolver:

  • Por un lado han hecho una gran apuesta por el Mundial y ya que se han gastado el dinero en la cobertura, está claro que no la van a dejar de lado.
  • Pero en el otro, los recortes que tendrían que aplicar para no quedarse bajo mínimos darían mala imagen de cara a sus espectadores.

 

 

Leer entrada anterior
Patrocinadores del Grupo B: Holanda, Chile, España y Australia

Cerrar