Entrevista A ‘Mimi’, Jugadora De 1ª División Femenina en España

“Soy optimista sobre el futuro del fútbol femenino en España”

Mimi-1

Miriam de Francisco, de 22 años y nacida en Barcelona, es futbolista y licenciada en Ciencias Empresariales. Con sólo 12 años, el FC Barcelona se fijó en ella. ‘Mimi’ defendió la portería azulgrana durante ocho temporadas, dos de ellas llevando el brazalete de capitán. Tras su etapa en el Barça, la joven catalana fichó por el Sant Andreu y el Europa, antes de dar el salto a la élite del fútbol femenino. El verano pasado, recibió la llamada del Santa Teresa, donde debutó en 1ª División. Tras una buena campaña, ‘Mimi’ afronta su segunda temporada en el conjunto pacense.

Ocho temporadas defendiendo la portería el FC Barcelona y dos de ellas llevando el brazalete. ¿Con qué te quedas de tu etapa de azulgrana?

Para una persona tan culé como yo, poderse poner la camiseta del FC Barcelona para salir al terreno de juego es lo máximo que te puede pasar. Aunque sea en el fútbol base, llevar el brazalete de capitán del equipo de mi infancia fue una experiencia increíble. Cuando eres pequeña, te fijas en jugadores del primer equipo que acaban siendo tus ídolos. Para mí, fue un orgullo poder defender los mismos colores y ser capitán como Carles Puyol. También me quedo con anécdotas como poder pisar el césped del Camp Nou lleno de gente. A nivel personal, con lo mejor que he aprendido de cada entrenador, jugadora y anécdotas o momentos inolvidables dentro y fuera de vestuarios.

El año pasado, debutaste en 1ª División con el Santa Teresa CD. ¿Fue una recompensa a tantos años de trabajo?

Sí, fue una recompensa poder tener la oportunidad de dar el salto a la máxima división del fútbol femenino. Empecé a jugar a fútbol desde muy pequeña, son más de 15 años invirtiendo en tiempo, dinero, compaginando el deporte con los estudios y sacrificando otros aspectos para poder disponer de una oportunidad como ésta. Aunque nunca llegue a ganarme la vida con el fútbol,  sabiendo la situación de otras tantas niñas en el país, puedo sentirme privilegiada de las condiciones que dispongo.

Más allá del fútbol, eres licenciada en Ciencias Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona. ¿Cómo crees ha afectado la crisis económica al fútbol femenino?

Creo que los más perjudicados por la crisis han sido los clubes. Por falta de presupuesto, muchas jugadoras han fichado por los equipos más potentes económicamente como el FC Barcelona, el Valencia o el Atlético de Madrid. Clubes como el Rayo Vallecano o el Espanyol han ido perdiendo fuerza por culpa de los recortes en sus presupuestos. Otra de las consecuencias de la crisis también ha sido la marcha de futbolistas destacadas como Vero Boquete al Bayern de Múnich o Vicky Losada al Arsenal. Con ello, la liga femenina pierde calidad y jugadoras con mayor presencia en los medios de comunicación. A nivel deportivo, la liga también ha pasado a ser menos competitiva. Al igual que en el fútbol masculino en España, se han ampliado las distancias entre los grandes clubes con más presupuesto y los más modestos.

Mimi-3
‘Mimi’ vistió la camiseta azulgrana durante 8 temporadas

¿Te preocupa el futuro del fútbol femenino en España?

Durante los últimos años, he visto cambios positivos que me hacen ser optimista de cara al futuro. Creo que la consciencia social y el conocimiento por parte de la gente han ido creciendo. Cada vez son más los seguidores y curiosos que se interesan por conocer esta liga e, incluso, algunos que invierten en ella. Patrocinadores locales y pequeñas empresas permiten que un club como el Santa Teresa pueda estar en 1ª División. No tenemos un equipo de fútbol masculino que pueda atraer grandes inversiones y, gracias a estas firmas locales, el club puede mantenerse económicamente. Es cierto que la crisis ha afectado de forma importante pero se han visto pequeños avances que hacen pensar de forma positiva.

¿Qué papel juegan los medios de comunicación en este asunto?

Considero que los medios de comunicación tienen aún mucho recorrido por delante. Se está trabajando bien pero el impacto y el alcance que tienen nacionalmente es muy bajo todavía. Gran parte de la audiencia son los propios entrenadores, futbolistas o familiares. En el ámbito local, sí que existe un seguimiento periódico, sobretodo en cuánto a crónicas y resultados de partidos. Hace dos temporadas, cuando el Santa Teresa consiguió el ascenso, los medios locales de Extremadura se volcaron con el equipo. Cadenas de radio nos pedían hacer entrevistas semanalmente y aparecíamos en muchos periódicos. Esto ayudó a conseguir patrocinadores y a dar a conocernos en la región.

Vero Boquete, capitana de la selección española, reconoció que en España se sintió discriminada por ser mujer. ¿Has vivido algún caso similar como futbolista?

Quizá cuando eres pequeña y juegas regularmente a fútbol con niños, escuchas ciertos comentarios de que el fútbol no es un juego para niñas. A esas edades te afecta más lo que puedan decir de ti. No obstante, a medida que vas creciendo aprendes a aislarte de críticas y comentarios que no te aportan nada positivo. Siempre he tenido claros mis objetivos y no he prestado demasiada atención a estos temas. Puede ser que Vero Boquete haya sufrido más en este aspecto debido a su reconocimiento. Por mi parte, no he vivido ningún caso donde alguna compañera o yo misma me haya sentido discriminada dentro de un terreno de juego. Por otro lado, sí que he visto varios casos de aficionados que han cambiado de opinión radicalmente. Gente que no creía que las chicas pudiéramos jugar bien fútbol al y viendo partidos han visto que no es así.

Tras estas declaraciones, se reabrió el debate sobre la desigualdad entre el fútbol femenino y el masculino. ¿Por qué consideras que hay tanta diferencia?

En mi opinión, hay distintos factores que provocan que haya tanta diferencia. En un primer plano, creo que a la sociedad le cuesta adaptarse a ver partidos de chicas porque son diferentes de los que están acostumbrados a ver. Debería empezarse por aceptar que el fútbol masculino y el femenino no son lo mismo. Las chicas no tenemos las mismas condiciones físicas que los hombres y, por ello, los partidos no pueden tener la misma intensidad. Respecto al apoyo económico, hay mucha menos inversión por parte de sponsors y escasa cobertura mediática por parte de los medios. Como hemos comentado antes, los clubes no tienen tanto presupuesto y muchas jugadoras deciden por marcharse a ligas más competitivas donde se destinan más recursos y no hay tanta distancia entre el fútbol masculino y el femenino. Este conjunto de factores dificultan que España esté entre los países más potentes en este deporte, aunque poco a poco hay más seguidores.

En la final del Mundial de Fútbol Femenino se igualó la cantidad de espectadores registrados en la final del Mundial de Fútbol entre Alemania y Argentina del año pasado, 26 millones de espectadores. ¿Se ha dado un gran paso hacia adelante en los últimos años?

A pesar de que aún estemos lejos del fútbol masculino, a nivel global se ha avanzado mucho en los últimos años. Desde mi punto de vista, las cifras que aparecen son positivas pero no debemos centrarnos sólo en esto. La final del mundial tuvo muchísima audiencia pero gran parte de ella tal vez no sigue regularmente el fútbol femenino durante el resto del año. A veces se mezcla el interés por nuestro fútbol con el impacto que pueda tener un gran evento deportivo que atrae a mucha audiencia. Concretamente en España, que la selección se clasificara para el mundial de Canadá demuestra que hay gente detrás que está involucrada y trabaja con ganas para que las cosas salgan bien.

Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo Miriam. Mucha suerte en esta nueva temporada!

@Xavi_Bove

Leer entrada anterior
Top 5 Ligas Europeas – Valor de mercado de sus jugadores

A menos de una semana de que se cierre el mercado de fichajes y tras el comienzo de la temporada...

Cerrar