Hacia el déficit CERO

(Escuchando de fondo “Higher Ground” de Stevie Wonder)

Consolidación presupuestaria, déficit cero o fair play financiero son expresiones hasta hace cuatro días propias de técnicos especialistas, pero que de un tiempo a esta parte se han hecho de generalizado uso en el diccionario diario del común de los mortales. Contra un fútbol donde nunca pasaba nada, te encuentras con sociedades inmersas en concurso de acreedores que pueden descender por ello, con el proyecto de una nueva Ley del Deporte que se preocupa como nunca otra de estos temas o con temas como el del Nuevo Reglamento de Control Financiero que analizamos hace meses.

Los tiempos del pase de mano por el lomo se acabaron. Situaciones hasta ahora inéditas como, por ejemplo, la del obligatorio traspaso de Falcao necesario para que el At.Madrid haya pagado parte de su ingente deuda con el erario público (se habla de que Hacienda ha retenido directamente parte del monto global). Y otras que duelen sobremanera en el ser del aficionado que ve que su club consigue el premio de entrar en Europa, pero que luego sale de él por el despilfarro de sus dirigentes. Por no hablar de la especial mano dura en segunda división donde hemos visto caso como los de los Deportivo de Guadalajara y Coruña o los del Alcorcón y el Mirandés.

futbol

(periodistadigital.com)

Ingreso y gasto, gasto e ingreso. Hora de apretarse el cinturón, que el lobo ha llegado. El endeudamiento eterno pasó a mejor vida. Hora de intentar sacar al elefante de la habitación . Los datos que a continuación se exponen están extraídos del reciente informe que el Consejo Superior de Deportes ha realizado sobre la salud financiera del fútbol patrio en lo que va de siglo. Si lo quieren leer entero, el PDF aquí está

TEMPORADA INGRESOS GASTOS BENEF./PERDIDA
1999/2000 980.333.991,42 1.009.500.408,60 -29.166.417,18
2000/2001 1.144.333.098,45 1.137.972.863,93 6.360.234,52
2001/2002 1.403.116.210,66 1.340.684.557,24 62.431.653,42
2002/2003 1.077.403.540,07 1.432.142.138,43 -354.738.598,36
2003/2004 1.337.502.383,00 1.443.834.272,39 -106.331.889,39
2004/2005 1.197.024.640,97 1.228.167.224,50 -31.142.583,53
2005/2006 1.438.873.097,71 1.350.615.896,83 88.257.200,88
2006/2007 1.612.617.593,17 1.668.032.587,00 -55.414.993,83
2007/2008 1.844.500.722,25 1.846.852.089,01 -2.351.366,76
2008/2009 1.730.500.629,35 1.724.531.518,01 5.969.111,34
2009/2010 1.847.103.830,67 1.911.141.297,51 -64.037.466,84
2010/2011 1.936.873.527,46 2.056.611.144,42 -119.737.616,96

Podemos ver que aunque hemos tenido años de resultados positivos, el símbolo negativo gana por goleada. El fútbol español ha vivido por encima de sus posibilidades claramente, gastando más de lo que ha ingresado. La deriva de los dos últimos años auditados es terrorífica, rozándose un acumulado de 200 millones de euros de pérdida. Por todo ello, en este sentido, la medida que va a poner en práctica el F.C. Barcelona no es más que una muestra de la regulación imprescindible a la que aspira el fútbol español. El club catalán ha presentado una propuesta de modificación estatutaria en la cual se introducen cuestiones nunca vistas en nuestro fútbol.

En materia económica y financiera destaca el hecho de que la Comisión económica del club pasa a cobrar un papel de especial relevancia y su relación e informes a la Junta Directiva gozarán de prevalencia y fluidez. Por otro lado se establece la prohibición expresa de que los miembros de la Comisión económica formen parte de la Junta Directiva, lo cual me parece una medida acertada. En aras de la división de poderes y de la cierta independencia mínima exigible, el ser informador y dirigente no tiene sentido. Ser actuante y alamismavé auditor de ti mismo no tiene la más mínima lógica.

Por su parte, “la medida estrella” (en lo que a la temática de esta santa casa) es aquella que axioma el buenismo de la bonanza económica, es decir, que ese mamoneo de endeudarse hasta las trancas y que arree el que viene detrás se ha acabado. La norma exige equilibrio patrimonial y cuentas positivas. Lean esto otra vez despacio: cuentas positivas siempre por ley. Y como es evidente que una mala tarde la tiene cualquiera, pues un año puedes fallar y presentar números rojos, pero dos no. Así, el artículo 58 del nuevo Estatuto barcelonista exige aprobar cuentas positivas. Y si son negativas un año, la norma exige compensarlas obligatoriamente en los dos años siguientes. Pero es que es más. La exigencia es tal que no se permiten dos años seguidos de cuentas negativas hasta el punto que, de ocurrir así, el artículo 67 obliga al cese inmediato de la Junta Directiva lo que implicaría, imagino, adelanto electoral.

Ejemplos numéricos de ello para mejor comprensión

El Barça puede presentar un año -5 de resultado, pero obligatoriamente tendrá que presentar +2 y +3 (por decir algo) en los dos años siguientes, so pena de incumplir su Estatuto.

El Barça no puede presentar -5 y -1 de resultado, aun comprometiéndose a un +6 en el tercer ejercicio. En el punto y hora que presentan ese -1 en el segundo ejercicio, la Directiva tiene que cesar.

Resta por saber si dicha norma voluntarista será llevada a cabo de manera estricta por los regentes culés del futuro o si por el contrario llevará implícita una (aun más) perversa contabilidad en las cuentas presentadas por los equipos. Como tengo alta estima por las entendederas de los lectores, es innecesario ser más explícito aunque no me resisto a poner la última muesca que hemos visto en Valencia.

Pero esto es un blog más sevillista que el escudo. Por eso, y como todo lo extrapolamos a nuestro amor, vamos a intentar hacer un paralelismo.

Cuando escucho al Presidente del Sevilla de forma recurrente (la última vez con la despedida de Negredo) decir que el Sevilla gasta mucho más de lo que ingresa y de que la única forma de compensarlo es con ingresos extraordinarios, esto es, con traspasos de jugadores, tiemblo ante la fragilidad de los cimientos del sistema. De forma algo patatera pero indicativa, digamos que la morterá de Navas compensa las pasadas cuentas (pérdidas cuantiosas y activación de crédito fiscal que habrá que ir compensando) y que la de Negredo te cuadra el siguiente balance ya que este año tampoco escuchamos el himno de Handel en el Sánchez Pizjuán. Pero esa forma de actuar tiene un problema: el hacer del ingreso extraordinario tu tabla de salvación económica ordinaria contradictorio in termine. Y eso de que “se ha hecho así de toda la vida”, no me parece justificación suficiente

del nido

(abcdesevilla.es)

Afortunadamente me da la impresión de que la paulatina deriva económica de la institución es otra, buscando cada vez más amoldar los reales ingresos del club a los gastos a soportar, proceder que no puede más que merecer mi aplauso y ánimo. De 96 millones de ingresos que se tuvieron la última vez que jugamos Champions, pasamos a los 57 que se presentaron en la última Junta de Accionistas. De ahí la reestructuración radical en forma de recorte que en todos los ámbitos de la empresa se ha llevado (en algunos casos extremos) sobre todo en la parte troncal de los gastos, esto es, sueldos y fichas de los futbolistas y amortizaciones. En esa misma 09/2010 era de 85 kilos (60 en sueldos y 25 en amortizaciones), cifra que no me extrañaría rondase la mitad aproximadamente en las venideras cuentas que se nos presenten en diciembre.

Un artículo de : http://www.salmonpalangana.com/2013/08/hacia-el-deficit-cero/

Leer entrada anterior
messi
La extraña empresa que le ha ofrecido 200.000 euros a Leo Messi

Una red social de infidelidades. Esa es la extraña empresa que se ha puesto en contacto con el jugador del...

Cerrar