Ingresos del partido antirracismo repartidos entre RFEF, CBF y Real Madrid

El mundo del fútbol recientemente se unió en un emocionante evento que trascendió más allá de lo deportivo, marcando un hito en la lucha contra el racismo. El partido entre España y Brasil, celebrado en el emblemático Santiago Bernabéu, no solo demostró la solidaridad y apoyo hacia Vinicius Júnior tras los lamentables insultos racistas recibidos, sino que también generó ingresos significativos repartidos entre la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y el Real Madrid.

Una iniciativa con un impacto financiero y social positivo

Desde su concepción, el encuentro buscaba enviar un poderoso mensaje contra el racismo, bajo el lema “Una sola piel, una sola identidad”. Esta consigna, plasmada en sudaderas especiales y brazaletes conmemorativos, simbolizó la unidad y la lucha por la igualdad. Aunque el Bernabéu no se llenó completamente, el ambiente y el respaldo hacia las dos selecciones y el propósito del encuentro fueron inmejorables.

Cómo se distribuyeron los ingresos

Es crucial destacar que, a pesar de su noble causa, el partido no se catalogó como benéfico en términos financieros. La RFEF anticipaba ingresos cercanos a los 5 millones de euros, de los cuales aproximadamente 2 millones serían ganancias netas. Sin embargo, estos fondos no se destinaron únicamente a la Federación. Un millón de euros se pagó al Real Madrid por el uso del estadio, mientras que otros dos millones se asignaron a la CBF, reafirmando el compromiso de ambas federaciones con la lucha antirracista.

Vinicius Júnior: el centro de todas las miradas

Por su parte, Vinicius Júnior, el protagonista indiscutible de este encuentro, recibió una ovación tanto en la previa como durante el partido. Su emocionante reacción, captada por las cámaras, no solo humanizó el momento sino que también promete ser un punto focal en el documental que Netflix está produciendo sobre su vida. Este material no solo busca entretener sino también concienciar sobre la gravedad del racismo en el deporte.

El legado de un partido contra el racismo

Más allá de los aspectos financieros, el legado de este encuentro reside en su firme mensaje de tolerancia y unidad. La organización del partido, impulsada por figuras clave como Luís Rubiales y Ednaldo Rodrigues, junto a exfutbolistas comprometidos con la causa, demostró que el fútbol puede ser una plataforma poderosa para el cambio social.

el Santiago Bernabéu se convirtió en el epicentro de la lucha contra el racismo,

El fútbol como catalizador de cambio

Sin duda, este evento no solo recaudó fondos significativos sino que también elevó la conciencia sobre una problemática lamentablemente aún presente en el deporte y la sociedad. El compromiso mostrado por la RFEF, la CBF y el Real Madrid, junto al apoyo incondicional de los aficionados, reafirma la idea de que en la lucha contra el racismo, todos podemos ganar. La imagen de un Santiago Bernabéu unido por una causa justa queda como testimonio de lo que el fútbol, en su mejor expresión, puede lograr.

UD Almería