La RFEF quiere colocar a Jorge Vilda en Arabia Saudí

El mundo del fútbol, siempre en constante movimiento, ha sido testigo de una serie de eventos que han sacudido las estructuras de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). En el centro de la tormenta se encuentra Jorge Vilda, cuyo futuro parece estar en el aire.

La tensa situación de Vilda en la RFEF

La reciente junta de presidentes de federaciones territoriales del fútbol español, celebrada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, dejó más preguntas que respuestas. A pesar de la extensa duración de la reunión, el futuro de Jorge Vilda se mantiene en la incertidumbre. La postura de las jugadoras campeonas del mundo, que se niegan a regresar a la selección si continúan tanto Rubiales como Vilda, ha complicado aún más el panorama.

El papel de Pedro Rocha

Pedro Rocha, quien presidió la reunión en ausencia de Rubiales, sancionado por la FIFA, dejó claro que los presidentes territoriales no tienen la autoridad para decidir el destino de Vilda. Esta responsabilidad recae exclusivamente en la junta directiva de la RFEF. Rocha, ahora en una posición delicada, analiza cómo proceder con la destitución de Vilda, garantizando el cumplimiento de todos los aspectos contractuales y jurídicos.

El contrato y el posible finiquito

Uno de los puntos más delicados es el contrato actual de Vilda. Rubiales había anunciado una posible renovación para el técnico, lo que podría implicar un finiquito considerable en caso de destitución. La situación se complica aún más si se considera que Vilda ya tenía un contrato vigente hasta junio de 2024. Ahora, la decisión recae en Vilda, quien debe esclarecer si el anuncio de Rubiales se materializó en un acuerdo concreto.

El futuro de Vilda: ¿Arabia Saudí?

Con su etapa en la selección femenina española llegando a su fin, Vilda debe mirar hacia el futuro. Aunque el mercado español parece cerrado para él debido a su relación con Rubiales, el panorama internacional podría ofrecerle oportunidades. De hecho, Arabia Saudí emerge como una opción real. Se ha rumoreado que el país del Golfo está interesado en contar con sus servicios para dirigir a su selección femenina, actualmente dirigida por Rosa Lappi-Seppälä.

La llegada de Roberto Mancini como seleccionador masculino de Arabia Saudí indica una clara intención de potenciar su fútbol. En este contexto, la contratación de Vilda, campeón del mundo, sería un movimiento estratégico para impulsar el fútbol femenino saudí, que hasta ahora ha pasado desapercibido en el panorama internacional.

En resumen, el fútbol, más allá de ser un deporte, es un reflejo de la sociedad y sus dinámicas. La situación de Jorge Vilda en la RFEF y su posible destino en Arabia Saudí son ejemplos de cómo las decisiones, las alianzas y las tensiones pueden influir en el destino de un profesional. Lo que está claro es que, independientemente de dónde termine Vilda, su experiencia y habilidades serán un activo valioso para cualquier equipo o selección que decida contar con él.

UD Almería