Tercer rechazo judicial a medidas cautelares solicitadas por Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club contra LaLiga Impulso

La Audiencia Provincial de Madrid ha notificado por tercera vez la denegación de las medidas cautelares solicitadas por el Real Madrid CF, FC Barcelona y Athletic Club, que buscaban paralizar el proyecto conjunto de LaLiga Impulso. Los clubes apelantes deberán hacer frente a las costas procesales.

LaLiga Impulso y las medidas cautelares

El proyecto LaLiga Impulso, una colaboración entre LaLiga y el fondo de inversión CVC, busca impulsar el crecimiento y la expansión de los clubes de fútbol de la liga española. No obstante, Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club han mostrado su desacuerdo con dicho proyecto, solicitando medidas cautelares en tres ocasiones para intentar frenarlo. En cada uno de los intentos, la justicia ha denegado sus peticiones.

Ratificación de la Audiencia Provincial

La Sección Decimoctava de la Audiencia Provincial ratificó la inexistencia tanto de apariencia de buen derecho como de peligro en la mora, es decir, ninguno de los dos presupuestos necesarios para la adopción de una medida cautelar. El auto del tribunal destaca que los clubes impugnantes constituyen un número mínimo de afiliados, tres contra treinta y ocho, lo que debilita su argumento para sostener la nulidad de los acuerdos.

Además, el auto señala que los Estatutos de LaLiga contemplan la posibilidad de que terceros ajenos a la organización participen societariamente en las actividades comerciales de LaLiga, otorgándole plena capacidad de autoorganización en lo que respecta a su ámbito de actuación jurídico privado.

Como resultado, la Audiencia Provincial impone las costas procesales generadas al Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club.

La postura de LaLiga

LaLiga celebra el fallo, que ratifica una vez más la legitimidad del acuerdo con CVC, respaldado por 38 clubes firmantes. Este acuerdo permite a los clubes proyectar inversiones, sin depender de ayudas públicas, que de otro modo serían inabordables, y acelerará en 20 años el crecimiento de los clubes en términos de inversión, infraestructura, internacionalización y profesionalización, entre otros aspectos.

LaLiga lamenta la postura egoísta de los clubes demandantes, que insisten en frenar un proyecto al que se han adherido 38 clubes más los cuatro ascendidos esta temporada. Este proyecto beneficia a todos y ha sido imitado por las ligas profesionales de Italia, Francia y Alemania, quienes han visto en la iniciativa liderada por LaLiga una inspiración para estimular su propio crecimiento.

LaLiga confía en que la justicia siga resolviendo a favor del beneficio común inherente a un proyecto como LaLiga Impulso, que supone la inversión de más de 1.800 millones de euros en el fútbol profesional, con el consecuente crecimiento para el ecosistema deportivo y regional de las áreas de influencia de los clubes.

Cupra y FC Barcelona