Alexia Putellas envía mensaje oculto a Rubiales en anuncio de Campofrío

En un giro publicitario sin precedentes, el anuncio de Campofrío ha incorporado a Alexia Putellas y Eva Navarro, estrellas del fútbol femenino, rompiendo moldes en la industria. Este movimiento no solo es una estrategia de marketing, sino también un reflejo de la creciente influencia del deporte femenino en la sociedad. Pero no es solo su presencia lo que llama la atención, sino el sutil mensaje dirigido a Luis Rubiales, expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Putellas y Navarro: nuevas caras de la publicidad deportiva

La inclusión de Putellas y Navarro en un anuncio tan emblemático como el de Campofrío no es casualidad. Representa el reconocimiento y la valoración que está ganando el fútbol femenino. Esta visibilidad en una plataforma tradicionalmente dominada por figuras masculinas del deporte señala un progreso significativo hacia la igualdad de género en el ámbito deportivo y mediático.

La sutil crítica social y deportiva en el anuncio

El anuncio, con su mezcla de humor y crítica sutil, no solo busca entretener sino también enviar un mensaje. La escena donde Putellas y Navarro se unen a la mesa navideña, rodeadas de figuras como Fofito, José Mercé, Malena Alterio, entre otros, establece un diálogo entre diferentes esferas de la sociedad española. La presencia de estas atletas no es solo decorativa, representa una voz fuerte y clara en un espacio tradicionalmente dominado por el entretenimiento y la comedia.

Mensajes ocultos y referencias directas

Además, el anuncio está lleno de referencias y mensajes ocultos, especialmente en relación con Luis Rubiales y su polémica gestión en la RFEF. Al sentarse en la mesa, Alexia cuestiona: “¿Si estamos en el anuncio de Campofrío, dónde se encuentra Chiquito?”. Esto provoca que Ana Morgade y Malena Alterio se miren con sorpresa. “Acaba de mencionar…”, empieza a decir la humorista. “Chiquito”, la corta la actriz.

Entre el humor y la crítica oculta

En ese instante, la campeona mundial les dirige una mirada y concluye la charla con un “Chiquito”, mostrando un gesto de cansancio hacia la conversación, como si quisiera decir “Mantengamos la calma en la celebración”. La atención vuelve a las campeonas mundiales y Eva Navarro, futbolista del Atlético de Madrid, comenta, “Para eso tenemos la IA, ¿verdad? Si es necesario traer de vuelta a alguien, que sea el ‘pecador de la pradera'”. En estas palabras se puede percibir un comentario encubierto hacia Luis Rubiales y su controvertida conducta en el último mundial.

Campofrío Alexia Putellas
El anuncio, con su mezcla de humor y crítica sutil, no solo busca entretener sino también enviar un mensaje

La influencia de Putellas fuera del campo

Alexia Putellas, más que una futbolista, se ha convertido en un icono de resistencia y cambio. Su activismo, tanto en el campo como en las redes sociales, la posiciona como una figura clave en la lucha por los derechos y la igualdad de las mujeres en el deporte. Su participación en este anuncio es una extensión de ese compromiso, utilizando su imagen pública para enviar mensajes poderosos y reivindicativos.

El impacto cultural del fútbol femenino

El ascenso del fútbol femenino y su creciente presencia en la cultura popular son innegables. La aparición de figuras como Putellas y Navarro en espacios de gran alcance mediático refleja su capacidad para influir en la sociedad y desafiar las normas establecidas. Esto indica un cambio en la percepción y valoración social del deporte femenino. Además, su presencia no solo celebra los logros en el fútbol femenino, sino que también desafía las expectativas y normas tradicionales.

Campofrío: un espejo de cambio y equidad en el deporte global

El anuncio de Campofrío con Alexia Putellas y Eva Navarro marca un punto de inflexión hacia un futuro más inclusivo y equitativo en el deporte. Este hito no es solo un logro en términos de representación, sino un paso adelante hacia un cambio significativo y necesario en la forma en que se valora y se percibe el fútbol femenino a nivel global. Y más allá de ser una simple campaña publicitaria, simboliza un cambio, un llamado a la acción y un reflejo del progreso hacia una sociedad más igualitaria y justa.

Cupra y FC Barcelona