Beckham podría cambiar el rumbo del fútbol

david-beckham-mls-miami-futbol

La semana pasada se anunciaba oficialmente que David Beckham era parte de la MLS pero ahora mediante un proyecto nuevo al convertirse en propietario de una franquicia de la liga norteamericana. El equipo,  “Miami Golden Balls”, será parte de algo nuevo que plantea hacer no sólo en el país americano sino en un tono distintivo del fútbol.

Se sabe, que cada equipo debe contar con un estadio propio para facilitar la competición, pese a la inversión inicial de 25 millones de dólares todavía está en búsqueda de inversionistas que se quieran unir al proyecto y para ello nombres como el de Lebron James y de Carlos Slim, este último dueño de un equipo de fútbol mexicano y alguna vez considerado el hombre más rico del mundo.

El ABC del Proyecto

El proceso que mantendrá al ex futbolista ocupado no sólo consiste en la creación de un equipo bastante competitivo, pues retomará características principales del fútbol que en otras ligas se han perdido e implementará diversos recursos de marketing de los cuales se sabe tiene experiencia.

“Queremos crear un equipo de fútbol, un equipo global”, fueron algunas palabras que definen el interés de Beckham. La intención es que los inversionistas sean apasionados del fútbol. Uno de los principales objetivos es hacer que la gente se sienta orgullosa del equipo, el estadio y todo lo que conlleve.

Como eje principal, el objetivo es la colaboración con el crecimiento del fútbol estadounidense y mexicano, captando y desarrollando talento para que un futuro puedan nutrir a ambas selecciones. La creación de una academia en donde se fundamente la ideología del club será la base de lo que espera Becks sea un nuevo alcance del fútbol a nivel global.

Un punto de intriga comercial sería el patrocinar oficial del club, siendo David imagen de Adidas, pero estando en territorio de su enemigo habrá una pelea por querer vestir a lo promete ser un equipo sumamente competitivo.

¿Cuál sería la revolución en el fútbol?

La industria del fútbol se empieza a consolidar en el fútbol estadounidense, lo que por ahora la MLS se considera una liga “del retiro” o prácticamente universitaria daría un cambio radical al empezar a consolidarse como una liga competitiva. El proyecto de Beckham no sólo está pretendido para que su equipo sea uno de los mejores sino para la liga sea completamente representativa para el 2022.

Las iniciativas de inversión y construcción de estadio, instalaciones deportivas y demás infraestructuras traerán consigo empleo para los ciudadanos del territorio de Miami, lo que generaría mayores oportunidades de ingreso. Pese a que está estipulado que no existirían inversiones públicas de forma directa, estas tendrán que ser contempladas a la facilidad de movilidad, que se resumiría también a una reducción del desempleo.

Lo que pretende David Beckham es impulsar un desarrollo social y el motivante es el fútbol. Son ideas prácticamente nuevas pero que fueron implementadas por el Barcelona durante su imperio y que estuvo a punto de llegar bajo el mismo proyecto a Estados Unidos.

Todo tomará tiempo, y bien estructurado se tendría una efecto positivo en el fútbol, y podremos decir que el deporte más bello del mundo es un generador de desarrollo social y económico efectivo.

Leer entrada anterior
Gareth Bale Jese Real Madrid MDSVID20140130 0129 17
Valor de mercado de Gareth Bale VS Jesé Rodríguez

Durante todo el verano sufrimos el típico fichaje de Florentino Pérez, que siempre perdura en el tiempo y en la...

Cerrar