¿Hasta dónde es calculable el riesgo deportivo?

falcao-lesion

¡Arriésgate! Una palabra de primera instancia que nos podría intuir peligro, con mucho o poco por ganar pero que prácticamente nos causa incertidumbre. Si en estos momentos estuviera a la venta un club de fútbol que ha pasado por varios dueños y que sus resultados deportivos no fueran gratos, y por eso se le dificulta tener una estabilidad económica, lo comprarías?

 Sean jugadores, equipos, patrocinios o cualquier circunstancia en el fútbol puede significar riesgo, medir las eventualidades posibles que pueden afectar el resultado es un tema interesante. En economía general, el riesgo proviene del rendimiento de la inversión, producida por gestiones, políticas e inclusive la competencia. Pero, qué es el riesgo deportivo?

Riesgo Deportivo

El riesgo deportivo, basado en probabilidades puede acaparar diferentes rubros. En primer lugar es ligado con las apuestas; una serie de factores a través de estadísticas implican características favorecedoras o no para definir victorias. En segundo lugar también implica las inversiones, ya sea de jugadores o instalaciones; por ejemplo apostar por un jugador sin experiencia para ocupar un posición importante generaría un riesgo demasiado elevado, las pérdidas serían significativas pero las ganancias alcanzarían un nivel extraordinario.

Otro detalle del riesgo deportivo implica hablar de las lesiones, obvio existen exámenes y probabilidades que determinan las posibilidades que tiene un jugador a la lesión; al mismo tiempo la fase de recuperación implica un riesgo. Un ejemplo en estos momentos es Falcao, quizá su índice de riesgo a lesión era elevado por ser un jugador con mayor contacto con el balón, ahora que se encuentra en peligro para llegar a Brasil, su proceso de aceleración de recuperación también implica un riesgo pues tanto puede tener buenos resultados como correr el riesgo que todo se complique.

El riesgo deportivo es medible en cierta forma cualitativa como cuantitativamente, no existe una fórmula que generalice resultados pues el fútbol depende de diversos factores y no siempre de los mismos. Sin embargo, hay que saber jugar un poco con la especulación, en poner sobre la mesa las opciones posibles.

La medición del riesgo deportivo puede ser medible hasta donde nosotros queramos llegar, en general, la incertidumbre puede jugar con nuestras mentes e inclusive utilizar el riesgo a nuestro favor para intimidar al enemigo. En el fútbol, siendo un juego donde se pone en constante insistencia la competencia, el arriesgarse es parte de los resultados.  ¡El que no arriesga no gana!

Leer entrada anterior
Pirateria1
La LFP dice NO a la piratería

La LFP dice NO a la piratería, pero ¿y tú? ¿También le dices NO? De todos es sabido que desde...

Cerrar