La MLS crecerá en manos de Beckham

David-Beckham-millones-popularidad-AFP_ALDIMA20130628_0119_3

El fútbol sigue ganando seguidores en Norteamérica con un crecimiento envidiable para cualquier otro deporte en el mundo, y es que el nivel de la liga sigue creciendo y las estrellas cada vez más se interesan en jugar en Estados Unidos y Canadá y eso está teniendo un impacto directo en las asistencias.

La MLS fue creada prácticamente ante una exigencia de la FIFA para que Estados Unidos pudiera alojar el mundial del 94; sabemos perfectamente que el país de las barras y las estrellas tienen como principal deporte el fútbol americano y el beisbol por lo que una liga de soccer no era relevante.

Sin embargo, las características deportivas han cambiado. Ahora el soccer se coloca como el tercer deporte en Estados Unidos y ha aumentado en asistencias promedio del 8% anual, generando así se encuentre entre las ligas con mayor lleno en estadios. Esta evolución se debe a un buen manejo de marketing en donde se incluyen academias de equipos europeos y visitas en verano de estos clubes.

La MLS ya no será un liga del retiro, ahora está proyectada a ser una de las mejores, aunque actualmente se encuentra en la posición 49, y para esto David Beckham podrá impulsar esta postura.

El proyecto que tiene Beckham para su nuevo equipo corresponde a un estadio en plena zona de mayor auge de Miami, por lo que la infraestructura tendrá que ser de una calidad impresionante, contará con una plaza pública, contempla conectar al estadio y la plaza con el centro de Miami a través de un puente que rodea restaurantes, tiendas, películas al aire libre, conciertos y transmisión de partidos de fútbol como los de el Mundial.

Así mismo, la inversión que se tiene pensado hacer en cuestión de jugadores hará que la evolución en los demás equipos sea persistente. Uno de los porqués del auge de la MLS es que se está implementando desde las raíces, escuelas ya lo consideran como deporte oficial dentro del país y por ejemplo las academias que tiene pensado poner David serán de gran impulso para la formación de nuevos jugadores de calidad dentro de Estados Unidos.

La nación más poderosa del mundo no ha ganado alguna Copa del Mundo, sólo ha sido anfitrión una vez pero se espera que pronto lo sea de nuevo, así que no dudemos que algún día el ir a jugar a Estados Unidos sea como jugar en algún equipo europeo.

Por @Edu_Aveiro
Leer entrada anterior
Las ayudas de estado en el fútbol francés

El pasado 7 de marzo se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea las cartas relativas a las...

Cerrar