Los sospechosos “finiquitos” que reciben las grandes leyendas del fútbol

img-eto-o-et-l-anzhi-se-promenent-en-russie-1350565594_620_400_crop_articles-162869
Eto’o con la camiseta del Anzhi ruso / Agencias

En estos últimos años, hemos visto como numerosas leyendas o grandes jugadores de fútbol se iban a ligas menos. La excusa más usada siempre ha sido que iban a dichas competiciones con la intención de explotar mundialmente la marca de dicha liga. Casos como el de Eto’o, Villa, Beckham, Kaka’ o ahora Gerrard son un claro ejemplo de que realmente las cosas no son tan bonitas como las pintan.

En su día, Samuel Eto’o abandonó el Inter de Milan camino de Rusia. Allí le esperaba un multimillonario ruso que acababa de comprar un club medio de la liga rusa y quería hacer un gran proyecto en él. Eto’o aludió en su día que era una gran oportunidad para él. Conocer un nuevo país, con gente distinta y un fútbol en crecimiento. Lo cierto es que 20 millones de euros netos por temporada estaban detrás de dicho traspaso. Samuel Eto’o, con dicho traspaso, se convirtió en el jugador mejor pagado del mundo, algo que desde luego olvido decir a la hora de confirmar su traspaso al Anzhi ruso. Una vez se acabaron los millones en dicho proyecto Eto’o se fue al Chelsea.

El caso de David Beckham es parecido al de Eto’o, aunque algo más entendible. El ex-jugador del Real Madrid recibió una increíble oferta del Galaxy para potencial la MLS y ser el buque insignia de dicha competición, además de cobrar una importante suma anual cercana a los diez millones de euros. También era cierto que su mujer tenía una gran imagen en E.E.U.U por lo que los ingresos en la familia Beckham se dispararía aún más con una llegada a Estados Unidos. El jugador permaneció allí y tan solo regreso en calidad de cedido al PSG antes de abandonar definitivamente el fútbol. Villa, Raul y Gerrard son casos recientes y aún no han traído mucha cola.

David Villa abandonó el Barcelona camino de la MLS para jugar en la franquicia del Manchester City en Estados Unidos. Allí, percibirá un importante sueldo lejos de los casi 9 millones de euros que ingresaba en el Barcelona, pero desde luego un sueldo bastante superior a lo que percibiría en Europa.

Raúl, por su parte, tras un periplo en el club más laureado de los Emiratos Arabes y tras llenar bien el bolsillo haciendo lo que mejor se le da, marcar goles, comienza una nueva etapa en un clásico del fútbol como es el Cosmos. Allí se encontrará con el que fuese su compañero en la selección Marcos Senna con la intención de llevar al Cosmos a su máximo nivel como antaño. No obstante, el jugador español se endosará una cantidad superior a los siete millones de euros por temporada, cantidad muy superior a lo que percibiría hoy día en Europa.

Gerrard es el último caso de esta escapada “romantica” de los futbolistas para cobrar su finiquito. Jugará a partir del próximo año en la MLS no sin antes pasar por el banco. No han trascendido datos en cuanto al sueldo que percibirá, pero sin dudas será suficiente para poder vivir unos añitos más al máximo nivel antes de retirse.

Leer entrada anterior
benzema puede costar muy caro lanzamiento paracaidas vacaciones 1420233691574
El Real Madrid no quiere jugarse sus inversiones por razones extradeportivas

Los grandes clubes del mundo del fútbol tienen a los mejores jugadores del mundo entre sus filas. Jugadores que mueven...

Cerrar