Otra palanca de inversión dentro del fútbol: las empresas de retail

 

adidas_nike

Así como recomendé en su día recomendé la inversión en acciones del Borussia Dortmund las dos principales marcas de ropa deportiva presentes en el mundo del fútbol, Nike y Adidas, son también una inversión recomendable. Veamos:

En relación al Balance

Ambas pueden presumir de un balance muy sólido, con muy poca deuda (ratio Deuda financiera neta/EBITDA negativo), una óptima posición de liquidez, unos ratings de crédito envidiables (superiores a muchas economías periféricas de la eurozona), gastos financieros muy reducidos e incluso resultados financieros positivos en algunos años en el caso de Nike, reducción bastante rápida de la deuda en el caso de Adidas después de acometer la importante compra de Reebok por 3.100 millones de euros a finales de 2005 (el ratio DFN/EBITDA pasó de -0,7 en 2005 a +2,1 en 2006 para volver a casi cero en 2010). En 2012 fue de -1x para Nike y de -0,3x para Adidas.

En relación a los Resultados

Al igual que en el balance los resultados son muy buenos en ambas empresas:

Los Beneficios han crecido a una media anual entre 2004 y 2012 del 11,27% en el caso de Nike y del 12,24% en el caso de Adidas y el Beneficio Neto de la empresa americana es de un poco más del doble que el de la empresa alemana (791M de euros Adidas por 1690M de euros Nike), y eso sin necesidad de realizar una adquisición tan agresiva como la de Reebok por parte de Adidas. Nike también realizó adquisiciones en su momento pero mucho menor tamaño (Converse, Umbro, que recientemente acaba de vender).

La solidez de balance y los buenos resultados se reflejan en la muy positiva rentabilidad que han conseguido los accionistas en los últimos años:

 Entre 2 de junio 2004 y 2 de junio 2013: Nike: 19,12% con reinversión de dividendos y 16,66% sin reinversión de dividendos. Adidas: 16,62% con reinversión de dividendos y 14,69% sin reinversión de dividendos.

@En_co_gu

 

Leer entrada anterior
El estadio que va a construir el Tottenham con el traspaso de Bale

La cubierta guarda un espacio impresionante para el "naming rights".

Cerrar