Un magnate ruso invierte en formar nuevos “Messis”

Sergey Galitsky, un empresario de 46 años, ha sido capaz de levantar desde cero la empresa Magnit, hasta convertirla en empresa líder minorista de Rusia en tan sólo dos décadas. Con la fortuna que él mismo generó, el magnate se dedica plenamente al desarrollo de jóvenes futbolistas para competir con la élite futbolística del país.

El empresario fundó el FC Krasnodar en 2008, y desde ese día, ha invertido más de 250 millones de dólares en llevar la entidad deportiva del sur de Rusia a un nivel que le permita competir con equipos como el Spartak de Moscú y el Zenit de San Petersburgo.

La gestión que está llevando Galitsky es muy distinta a la del resto de los nuevos  “millonarios” del fútbol. El dirigente está buscando jóvenes promesas en la región, en vez de pagar desorbitadas cantidades de dinero por futbolistas de renombre.

No estamos en busca de grandes lanzamientos, queremos desarrollarnos gradualmente y conseguir exactamente lo que necesitamos”, declaraba Galitsky durante una entrevista realizada en una de sus modernas instalaciones deportivas.  “No nos hemos apresurado para determinar objetivos, ya sea en negocios o en futbol. Nuestra meta es entender cómo actuar y luego movernos gradualmente”, afirmó.

Un magnate ruso invierte en formar nuevos "Messis"
Sergey Galitsky, empresario ruso. Agencias

Objetivo número uno: La escuela de fútbol

Sergey Galitsky, no está derrochando millones de dólares en comprar “cracks” y estrellas mundiales, pero si invirtiendo en el futuro de su club. La primera inversión del empresario ha sido de 80 millones de dólares.  Se trata de un moderno complejo de entrenamiento para niños de 6 a 12 años seleccionados entre más de 20 escuelas en la región de Krasnodar. La escuela de fútbol tiene un terreno de 20 hectáreas, incluyendo en la misma 20 campos, salones de lectura, una piscina y un salón de ajedrez, para que los niños puedan aprender tanto dentro como fuera de los terrenos de juego.

“El éxito en el futbol es imposible sin una buena escuela“, aseguraba Galitsky. El sueño y objetivo en un medio plazo de la entidad es que todo el equipo del FC Krasnodar esté formado por jóvenes talentos formados en su cantera.  La primera generación de futbolistas alcanzarán la mayoría de edad en 2018.

De momento, el fundador de Magnit está formando un equipo que sea capaz de luchar por un puesto en las competiciones europeas.  El actual FC Krasnodar está compuesto por futbolistas locales internacionales, incluyendo cuatro brasileños que aún no han logrado impacto en el futbol ruso. El fichaje más trascendental y relevante ha sido el defensor sueco Andreas Granqvist, fichado esta temporada  por unos 6.8 millones de dólares .

La fortuna generada por la empresa de Galitsky coloca al empresario entre las 70 personas más ricas del mundo, superando incluso a otro conocido magnate ruso, Roman Abramovich, actual dirigente del Chelsea.

No todos los planes de Galitsky son a largo plazo, sino todo lo contrario. El empresario también ha invertido 250 millones de dólares para la construcción de su nuevo estadio con capacidad para 34 mil espectadores. El estadio estará listo para el 2015.

Estamos ante un equipo con un futuro muy prometedor. Si Sergey Galitsky es capaz de gestionar tan bien el FC Krasnodar como su empresa, en una década estaremos hablando de este equipo ruso como una de las mayores potencias futbolísticas del panorama internacional.

Por @davidperona8

Sin título
Inversión de fichajes en los últimos años. Por @davidperona8