Sergio Busquet enfrenta a los ultras del Espanyol en el túnel de vestuarios

Festejo interrumpido por los ultras del Espanyol

Los futbolistas del Barça compartían momentos de júbilo tras asegurar matemáticamente un nuevo título de liga, cuando fueron sorprendidos por un grupo de ultras. Estos invadieron el campo desde uno de los extremos y se dirigieron directamente hacia el grueso de la plantilla culé, provocando que los jugadores huyeran a los vestuarios para evitar cualquier altercado.

Frente a los intentos de agresión de los seguidores más radicales del conjunto periquito, los jugadores del Barça se refugiaron en el túnel de vestuarios. Sin embargo, algunos ultras llegaron hasta la entrada, donde se encontraron con Sergio Busquets y Ronald Araújo. El capitán del equipo y el central se plantaron frente a los ultras y se enfrentaron a ellos.

Ultras del Espanyol asaltan el campo de fútbol

Altercado en el túnel de vestuarios

Los radicales lograron evadir con éxito el perímetro policial que se había establecido alrededor del túnel de vestuarios y consiguieron llegar hasta la entrada. Busquets y Araújo los esperaban allí y se encararon con los pocos que alcanzaron las instalaciones, en una escena cargada de tensión que fue captada por las cámaras de ESPN.

Afortunadamente, jugadores del Barça como Ferran Torres y Marcos Alonso intervinieron, separando a sus compañeros con la ayuda de la seguridad presente, evitando que la situación empeorara. El incidente quedó en el olvido poco después, ya que los jugadores se trasladaron para continuar los festejos en la Ciudad Deportiva Joan Gamper, donde les esperaba una gran cantidad de aficionados culés.

Posibles sanciones para el Espanyol

Los lamentables incidentes ocurridos en el RCDE Stadium han llevado al Espanyol a enfrentar un posible cierre de sus instalaciones. A pesar de que todo quedó en un susto, las sanciones podrían ser muy severas para el conjunto periquito. Será tarea de la Comisión Antiviolencia analizar lo ocurrido e imponer el castigo al equipo blanquiazul.

El Espanyol ahora podría enfrentarse a una sanción económica que podría variar desde los 18.000 euros hasta los 90.000, además del cierre total o parcial del estadio. Todo dependerá del nivel de gravedad que la Comisión Antiviolencia determine tras revisar las imágenes de lo sucedido. Este incidente, una mancha en lo que debió haber sido una celebración puramente alegre, refleja la necesidad de una acción más fuerte contra los elementos más radicales dentro de la afición del fútbol.

Chelsea