La dudosa ética del FC Barcelona con los fichajes a coste cero

El FC Barcelona ha desarrollado un modus operandi en sus contrataciones que ha generado polémica y debate en los últimos tiempos. La estrategia se basa en fichar jugadores sin traspaso, ofrecerles un contrato generoso y luego buscar su venta para obtener beneficios económicos.

La Fórmula de la ‘Contratación a Coste Cero’

La “contratación a coste cero” es una táctica empleada por el FC Barcelona. La idea es contratar a un jugador sin pagar traspaso, proporcionándole un contrato atractivo y, si es posible, creciente para convencerle de unirse al club.

Los Años de Contrato: Un Caramelo para el Futbolista

Además, la estrategia también se apoya en ofrecer contratos de larga duración, lo que resulta muy atractivo para el futbolista. Sin embargo, la intención del club no es que el jugador cumpla la totalidad del contrato.

La Verdadera Intención: Forzar la Venta

El verdadero objetivo detrás de esta estrategia es forzar una venta después de cierto tiempo. Al fichar al jugador a coste cero, el Barcelona puede obtener un beneficio económico significativo de su venta, independientemente de cómo se haya revalorizado el jugador durante su estancia en el club.

Kessie, el Último Ejemplo

La situación de Kessie es el último ejemplo de esta estrategia. El Barcelona lo fichó sin traspaso, le ofreció un contrato atractivo, y ahora busca forzar su venta para obtener beneficios económicos.

Conclusión: ¿Es Ético?

Esta táctica del Barcelona ha generado debate. Algunos argumentan que es una estrategia inteligente en un mundo del fútbol donde los recursos económicos son clave. Sin embargo, otros critican el enfoque, argumentando que el club no está buscando revalorizar al jugador y desarrollar su talento, sino simplemente aprovecharse de él para obtener ganancias económicas.

Este enfoque podría ser visto como una especie de mercantilismo en el fútbol, donde los jugadores son vistos más como mercancías que como atletas. Sin embargo, está claro que esta estrategia está generando beneficios económicos para el club, por lo que es probable que siga utilizándose en el futuro.

Independientemente de la ética de esta táctica, lo que es indudable es que ha sido una jugada maestra desde el punto de vista económico para el FC Barcelona. La pregunta que queda por responder es si el beneficio económico puede justificar los aspectos éticos cuestionables de esta estrategia.

estadio sevilla fc