La SD Eibar cierra un importante acuerdo de patrocinio que garantiza la viabilidad del club

La SD Eibar ha conseguido cerrar uno de sus principales objetivos de la presente temporada. Dicho objetivo no respondía a una razón deportiva, sino económica, ya que los dirigentes vascos querían prolongar el acuerdo que tenian con Avia más allá de una temporada, garantizando importantes ingresos.

Eibar / Agencias

Pues bien, tras unas importantes negociaciones, el SD Eibar ha confirmado que el gigante petrolífero seguirá apoyando económicamente para progresar juntos. Representar a un club que está siendo noticia todos los años en una importante liga como la española es una referencia para impulsar la marca de Avia, siendo esta la clave del acuerdo.

El acuerdo se ha renovado por dos temporadas a razón de 1,2 millones de euros fijos, más una serie de posibles incentivos que llegarían dependiendo del rendimiento deportivo que alcanzase el club durante estos dos años.

El Eibar teme que cierren Ipurúa para la Liga Santander

La SD Eibar se ha encontrado con un gran problema de cara a la próxima temporada. En el club eran conocedores del artículo 19 de los estatutos de la Liga, en el cual se especifica que los todos los estadios de Primera División deben tener un aforo mínimo de 15.000 personas, así como de 6.000 espectadores en el caso de ser un club que milite en Segunda División. 

Ipurúa / Agencias
Ipurúa / Agencias

No obstante, el artículo 18 establece un periodo máximo de dos años sin cumplir este requisito, permitiéndole así a los clubes tener dos años para reformar sus estadios y adecuarlos a los requisitos de la Liga. Estos requisitos se adaptan también a los que solicita la UEFA para la disputa de sus competiciones internacionales. El Eibar quiere que se produzca una modificación de estos estatus, ampliando el plazo o modificando el número de aforo mínimo que deben tener. No debemos olvidar que Ipurúa sobre pasa ligeramente los 6000 espectadores, por lo que hablaríamos de duplicar el aforo del feudo armero.

Alex Aranzábal ha querido lanzar un mensaje tranquilizador, afirmando que trabajarán para poder arreglar esta situación. Desde la directiva del club han contactado con el bufete de abogados Garrigues para que lleven el caso. Sin embargo, las opciones se reducen principalmente a tres: ampliar el aforo del estadio, trasladarse a otro estadio cercano o renunciar a su plaza en Primera División. 

La ampliación del aforo de Ipurúa tendría un coste mínimo de 24 millones de euros, de la cual asumirían en el cuadro armero el 17%. Esperan que la Administración pueda ayudar a esta ampliación, algo que ya ha ocurrido con varios campos del fútbol español, aunque la duda está ahí. A la espera de que concluya la temporada, Ipurúa está en “riesgo de cierre”, al menos hasta que se encuentre una solución directa.